domingo, 8 de noviembre de 2015

anuarios

Los Anuarios: 
una revisión teórica.

¿Que son los anuarios? ¿como se hace un anuario? ¿que editoriales realizan anuarios? ¿de donde provienen los anuarios? y ¿que tipos de anuarios existen?

García Orozco Citlalli Berenice

Consulta 1
Semestre agosto 2015 - noviembre 2015
UNAM
Facultad de Filosofía y Letras
Bibliotecología y Estudios de la Información. 


miércoles, 30 de septiembre de 2015

hay 3 cosas

Hay 3 cosas que no son seguras: los sueños, los éxitos y la fortuna.


Un día Misaki encuentra que tiene una visita inesperada en la casa de Usami.
**Usami x Misaki x Ijuuin**

Por Vura5 (Ipca)


Hay 3 cosas que no se pueden ocultar: el humo, el amor y el dinero

Después de un agotador día de trabajo en la editorial Marukawa y de viajar a través de la ciudad para ver a los escritores que tenía a su cargo  Misaki llego cansado al departamento que compartía con Usami. – ¡Estoy en casa! – declaro mientras cerraba la puerta y como siempre vio a Usami sentado en el sillón fumando su cigarrillo con los brazos cruzados.

Camino rumbo a la cocina para acomodar lo que había traído de compras y mientras las iba apoyando en la barra se percató de que Usami tenía un oso nuevo… continuo con lo que estaba haciendo sin darle mucha importancia hasta que la puerta de la casa se volvió a abrir y vio a Ijuuin sensei mientras decía – Pasen por aquí.
-¡¿Pero qué demonios?! – grito Misaki cuando vio que otros hombres entraban intentando meter un enorme colchón.
-¡¿Qué está haciendo Ijuuin sensei?! – le pregunto a Usami. – En primer lugar ¡¿Qué rayos hace aquí?!
-Reemplazando mi colchón viejo por uno nuevo.  – dijo de lo más normal
-¡¿Por qué rayos haría algo así?!
-Para dormir tres en el…
Misaki se quedó de piedra.
-¿Co… cómo?
-Desde hace un mes me ha estado dando osos. Parece que no es un mal tipo – se rió un poco y todo quedó callado.
-¡Eso no responde mi pregunta!

Una vez que los otros se fueron al acabar su trabajo Ijuuin sensei se sentó en otro de los sillones y empezó a platicar animadamente con Usami sobre… osos y colecciones de osos, así que Misaki se dio una idea de cómo había logrado ingresar a la casa Ijuuin sensei… Seguramente en la editorial había conseguido la información sobre el punto débil de Usami… sin más remedio Misaki hizo comida para tres pensando en el como un invitado… quería creer.

Mientras comían Usami observaba su comida como acostumbraba, Misaki pensaba en lo que había quedado pendiente en la oficina e Ijuuin sensei miraba a Misaki.
-¡¿Qué?! ¿Por qué me mira tanto? – pregunto algo nervioso Misaki.
-Por nada – le dijo Ijuuin y segundos después se paró de la mesa, recogió sus platos y fue a dejarlos al fregadero para regresar y tomar por la barbilla a un desprevenido Usagi que antes de poder protestar recibió un pequeño beso de pico – Buenas noches – se despidió mirando fijamente a Usami que estaba un poco sorprendido, Ijuuin le sonrió y luego se fue rumbo a las escaleras hasta entrar en la habitación… ¡de Usami! Misaki casi se ahoga con su trago de agua.
-¡¿Qué mierda está pasando aquí?! – Por primera vez el aura maligna de Misaki salía a flote.
-Había tantos osos que no pude negarme.

¡No! El alma de Misaki casi salió de su cuerpo, se sentía desconcertado, traicionado y triste. ¿Sería acaso que Usami rompiera con él? ¿Y las promesas que le había hecho  como no enfrentarse solo a su hermano? ¿Todo esto solo por osos de juguete? Entonces ¿Qué poco valdría él? El tenedor que Misaki tenía en la mano casi atravesó el plato que era víctima de su ira… pronto sintió como sus lágrimas le querían traicionar así que se quedó sin apetito y sin comentar nada se paró de la mesa con sus platos, los dejo a un lado del fregadero y se fue directo a las escaleras rumbo a su habitación… apenas y alcanzo a pasar la puerta del cuarto de Usami cuando escucho como la puerta se abrió y se dispuso a ir más rápido pero Ijuuin lo jalo del cuello de su camisa e inmediatamente Misaki quedo dentro de la habitación de Usami.

Acorralo a Misaki en la puerta, lo tomo de la cabeza para besarlo sin oposición. Misaki paso de triste ha sorprendido, ¿Qué se supone que tenía que hacer? Tenía bajo el mismo techo a quien consideraba su ídolo y sus sueños  del manga, y a un novelista afamado y escritor de mangas pervertidos que amaba como a nadie… combatía con la boca de Ijuuin negándose a que el beso fuera a mas pero al final Ijuuin por fin pudo profundizar el beso, el gusto le duro poco al más bajo a quien sus mejillas se le ruborizaron.

Entonces la puerta se volvió a abrir y Usami lo jalo hacia su espalda abrazándolo le mordió la oreja y le susurro – de ahora en adelante nunca te aburrirás – Misaki se volvió a poner rojo sin llegar a procesar del todo la proposición.

Usami le quito la camisa a Misaki y empezó a besarlo en el cuello mientras Ijuuin volvió a atacar la boca de Misaki. Cuando la dejo le dio un tierno beso en la mejilla y siguió del otro lado del cuello para después bajar a sus pezones lentamente. Momento que Usami aprovecho para llevar atrás la cabeza de Misaki y besarlo.

Ijuuin bajo el cierre del pantalón para empezar a deshacerse de la ropa que Misaki traía puesta y una vez que lo logro empezó a chupara la polla de Misaki que rápidamente cobro vida. Usagi aprovecho esto para meter un dedo en el ano de Misaki para reemplazarlo poco a poco por otro más.

Cuando Misaki se vino en la boca de Ijuuin se inclinó sin poder aguantar más el placer, momento que Usami aprovecho para penetrarlo. Ijuuin dejo la polla de Misaki en cuanto este disminuyo su agarre que había hecho al inclinarse y observo detenidamente como Usami lo penetraba mientras el terminaba de saborearse la semilla de Misaki. Cuando Usami termino Ijuuin dijo – Mi turno – y jalo a Misaki hasta la cama en donde Ijuuin se sentó y luego hizo que Misaki se sentara sobre su polla para que lo cabalgara. Una vez que Misaki se  empezó a acostumbrar al miembro de Ijuuin, Usami aprovecho para volver a entrar al mismo tiempo en él. Misaki grito al sentir ambas pollas dentro de si y poco a poco se fue acostumbrando. Ijuuin se recostó junto con Misaki para que Usami continuara embistiéndolos.

Misaki estaba tan cansado al final que se quedó dormido rápidamente entre los brazos de Usami e Ijuuin. Soñó que un oso gigante lo aplastaba y se lo intentaba comer. Fue en ese momento que despertó asustado y agitado para encontrar que en la puerta del dormitorio abierta su hermano le miraba atentamente. 
-¡¿Pero qué demonios le han hecho a mi hermano?! ¡Pervertidos!

Eso le recordaba a Misaki la forma en que había acusado la primera vez a Usami sin conocerle. Y entonces Usami se despertó de mal humor, Ijuuin se removió entre las cobijas y se paró perezosamente sin ropa, ni toalla que protegiera su desnudo cuerpo. Miro hacia la puerta y se dirigió hacía Takahiro que no sabía que hacer al ver así a Ijuuin. Por su parte Ijuuin lo tomo del brazo mientras le decía ante su desconcierto – Te propongo un trato… ¿Por qué mejor no volvemos a iniciar todo este proceso? – Lo llevo hasta el pasillo mientras él se quedaba en la puerta – ¡¡y tocas primero esta vez!! – cerro la puerta sin más y le puso el seguro.
-          No, espere Ijuuin sensei… Oh! No, ¡que va a pensar mi hermano ahora! – le dijo Misaki apenado y consternado.

Ijuuin lo beso mientras se volvió a meter dentro de las cobijas – Da igual lo que piense. Es tu vida. Es tu cama y somos tus hombres, no de él. - ¿sus hombres? Se volvió a poner colorado cuando esa idea penetro su mente mientras que Usami se pegaba más a él besando sus caderas – Hey, es demasiado temprano para hacer esto – se quejó  Misaki. A Ijuuin le agrado la idea y se fue directo al cuello de Misaki –No, suéltenme, tengo que hacer el desayuno, además ¡tenemos visitas! – Se acordó de repente – A la mierda las visitas – dijo Usami. Aquello sorprendió a Misaki. Cuando se trataba de su hermano Usami era el primero en atenderle. No sabía si alegrarse o preocuparse.
El hermano de Misaki escucho como este se negaba, intento abrir la puerta pero no pudo, entonces tomo impulso hasta que derribo la puerta -¿Sigues aquí? – le contesto malhumorado Ijuuin al verse interrumpido.

Takahiro estuvo a punto de golpear a Ijuuin pero Misaki se paró rápidamente de la cama cubriéndose por delante con una almohada.
-          - ¡No! Espera hermano, no hagas esto, ¡no es lo que parece!
-         - No los defiendas Misaki, podrías acusarlos de acoso sexual…
-         -  ¡Pero yo no quiero eso!
-         -  ¿A qué te refieres…?
-         -  Yo… yo…

Al ver como el hermano presionaba a Misaki sobre lo obvio Ijuuin quiso defenderle pero Usami lo detuvo…
-         -  ¿Me puedes decir entonces que está sucediendo aquí?

Misaki no sabía cómo decirle pese a la escena que acababa de ver y cada vez estaba más nervioso.
Rato después en la sala, Misaki preparo café. En los sillones su hermano se enfrentaba a un combate de miradas. No podía creer que su mejor amigo lo traicionar de aquella forma. Ya servido el café Misaki tomo lugar junto a Usami e Ijuuin pese a que su hermano esperaba que fuera junto a él. Misaki sabía que de alguna forma se lo reprochaba al mirarle fijamente pero también sabía dónde quería estar.

Misaki se disponía a confrontar a su hermano cuando Usami interrumpió – Tu eres mi mejor amigo Takahiro. Me gustaría conservar esa amistad por siempre. Yo espero que nos des tu bendición… - el hermano de Misaki bufo ante esta respuesta y enseguida Ijuuin continuo – Creo que todos en esta sala conocemos las nuevas leyes que han surgido en el país – Takahiro abrió un poco la boca pero no dijo nada, lo pensó más, no creyó que fuera aquello y Usami siguió – Aquí delante de tu padre, nosotros te pedimos matrimonio.
-        
  - Para amarte, respetarte, cuidarte y envejecer junto en las buenas y las malas – continuo Ijuuin.
-         -  ¿Qué dices Misaki? ¿aceptas? – termino Usami seriamente ante la cara sonrojada de Misaki y la cara de sorpresa de su hermano.

Misaki  busco los ojos de su hermano, no quería encontrar permiso sino apoyo ante su respuesta - ¡Sí! Acepto – Usami e Ijuuin sacaron de los bolsos de sus chaquetas un anillo de cada uno que pusieron en cada mano de Misaki.

Un mes después Ijuuin obligo a Usami a ir a una conferencia de prensa en donde tenía ciertos planes. La noche era joven, brillaban las calles debido a la luz de los faroles por la ligera llovizna que había caído hace unos minutos. Los medios de comunicación se arremolinaban en un edificio en particular. No todos los días los grandes personajes del medio popular se juntaban para ofrecer una rueda de prensa abierta. Todos querían tener la exclusiva para el día siguiente.
Hablaron de su proyectos, de los nuevos estilos que estaban adoptando, de sus próximas obras y de hacer alguno que otro trabajo de forma colaborativa que sorprendió a los medios pero no causo el impacto que al día siguiente se difundió como pólvora. El periodo lo describió como el pronto evento del año, desde las mejores hasta las peores reseñas se leyeron en las redes sociales, los blogs de diversidad elogiaban la valentía del escritor y el mangaka. Y la televisión en sus diferentes canales repitió varias veces las noticias.

Flash Back

Ante los flashes de la cámara Usami e Ijuuin se pararon, todo mundo pensaba que se iban a despedir, aún faltaban algunos minutos pero conocían a Usami. Para su sorpresa Ijuuin empezó a hablar. – Después de un largo camino Japón por fin se actualiza en materia de derechos sociales y nos brinda a todas las personas ciudadanas de este gran país la posibilidad de desarrollarnos íntegramente en todos los ámbitos de nuestra vida, incluyendo el emocional. Queremos agradecer a todos aquellos que dieron su vida para que esto fuera posible.

-          Nosotros haremos uso de estas nuevas leyes – siguió Usami – reclamando nuestros derechos y dando ejemplo de por qué tienen que ser respetados pues siempre fueron inalienables pero no reconocidos.
-          Siendo así – dijo Ijuuin – le pedimos a Misaki Takahashi que nos acompañe aquí adelante.
La multitud busco a su alrededor y Misaki se sintió muy pequeño cuando todas las cámaras recayeron en el. Esos dos se quedarían sin comer dos semanas, se prometió. Y sin más alternativa Misaki se dirigió junto a Usami e Ijuuin quienes al llegar lo tomaron de las manos. Sin rodeos al tema iniciaron
 – Yo, Akihiko Usami  
- Y yo, Kyo Ijuuin
- Hacemos formal nuestro compromiso de matrimonio con Misaki Takahashi para compartir nuestras vidas hasta la muerte. – terminaron al unísono

Misaki fue tomado por sorpresa de uno de sus brazos por Ijuuin y por la cintura por Usami quienes le dieron un dulce beso en la boca al mismo tiempo. Los flashes de las cámaras estuvieron a punto de volverse locos, las fotos y las preguntas no cesaron durante un buen rato. 


Fin del flash back


viernes, 18 de julio de 2014

El Clan Uzumaki

Kamabakka 1: El clan Uzumaki

Serie: Naruto 
Ship: Orochimaru x Tsunade x Jiraiya 
Advertencias: Het, yaoi, mpreg.

BREVE VOCABULARIO: 

Rey / Reina: es el/la jef@, en algunos casos simbólico, de un país cuyo sistema de gobierno recibe el nombre de monarquía. Puede ser jefe de una etnia o de un país 
Król / Král: espos@(s) del rey o reina que ostenta un poder similar al/la conyugue. 
Middag: Afrikáans. Medio dia. Se refiere al último periodo diurno de seis horas terrestres que ha pasado en Kamabakka. 
Middernang: Afrikáans. Media noche. Se refiere al último periodo nocturno de seis horas terrestres que ha pasado en Kamabakka. 
Gemiddelde: Afrikáans. Significa “promedio”. Se refiere al último periodo de seis horas terrestres que ha pasado en Kamabakka que esta entre el día y la noche. 
Rassviet: Ruso. Amanecer. Se refiere al último periodo de seis horas terrestres que ha pasado en Kamabakka que esta entre la madrugada y la mañana. 

 *******_______________________******** 

Orochimaru era una popular serpiente cambia forma por ser un peligroso asesino a sueldo que se buscaba en las cuatro galaxias conocidas. No hacia diferencias entre especies ni edades. Usaba los canales alternos de la Red Intergaláctica para ubicar su objetivo y ponerle fin a su trabajo… un trotamundos para no ser encontrado. 

Sin embargo, un agente especial, según había investigado, de nombre Hiraya, le seguía los pasos de cerca. Era difícil perderlo pero al final lograba escabullirse cual serpiente entre los pequeños rincones. Un día, un misterioso cliente se comunicó con él y le encargo matar a la Reina Tsunade que vivía en uno de los ocho continentes del planeta Kamabakka. 

El Imperio Shinobi tenía una disputa permanente con los demás continentes, en especial con el Reino de Okama. El Imperio era gobernado por la familia del Remolino que se dividia en el Clan Uzumaki y el Clan Uchiha desde hacía mucho tiempo. No obstante las riñas entre la misma familia por el poder total no eran extrañas. Tenían el poder de dos continentes y en cada uno había un gobernante. En Celina, Hashirama. En Darkness, Tsunade quien ocupaba un territorio más amplio. Siendo esta la razón por la cual la familia real de Celina quería ver muerta a la Reina Tsunade. Historia típica entre los altos rangos que se repetía en todos los planetas. 

Tardó en llegar tres meses de un planeta a otro. La Red había sufrido un contratiempo y tuvo que quedarse en un nodo en varias ocasiones. Afortunadamente Kamabakka había sido el primer planeta del Imperio Irken en ser conquistado por lo que tenía varias estaciones en cada continente. Así que llegar a Darkness fue sencillo. El siguiente paso era acercase a la Reina. Primero debía llegar al Distrito del Remolino donde casi todos los habitantes eran descendientes de los Uzumaki. 

La Villa donde se encontraba el palacio fue fácil de penetrar pues era una zona de turistas. El palacio era otra cosa pues estaba lleno de shinobis. Además, los gobernantes no eran escogidos por votaciones, renovación o línea familiar como en la Tierra. Se enfrentaban en combate hasta morir todos aquellos que fueran aspirantes a reyes demostrando ser el shinobi más fuerte y que conduciría a todos hacia el equilibrio sin importar si había guerra o paz. Por lo tanto, Tsunade debía ser una mujer fuerte. Era cierto que él era hábil en su trabajo pero no tenía el entrenamiento de un shinobi y debía buscar atajos para evitarlos en su mayoría y cumplir con su misión. 

Se alojó en un hotel cerca de la Villa. Esta misión seria bien pagada y podría continuar con sus experimentos de nanotecnología y biotecnología que tenían por objetivo superar las fronteras del cuerpo orgánico. Eones de años de investigación por más de una especie y solo se había podido alargar la vida pero no evitar su decadencia. Era un soñador, lo sabía. Sus experimentos no eran para producir un bien económico por lo tanto los gobiernos no financiaban su investigación. Por ello tuvo que recurrir a un trabajo rápido y bien remunerado. 

Un día mientras camina por un áspero camino pudo percibir un aroma fascinante. Ante la curiosidad lo siguió y encontró en un bar de mala muerte a una joven de pelo rubio y dos trenzas bebiendo y apostando. Orochimaru quedo encantado, finos rasgos y grandes pechos… Un hombre llego, la tomo de los hombros por la espalda y le susurro a su oído. 

- ¡Mía! – protesto Orochimaru. Tsunade lo observo pensativa. Seguramente era un extraplanetario. Sus rasgos no le sonaban. Se paró de donde se encontraba y fue hacia el extraño. 
Lo olio. – Serpiente – declaro. Orochimaru le sonrió. Tsunade levanto el mentón de Orochimaru y lo observo de un lado y luego del otro – No estas mal para pasar el rato… 
Orochimaru se molestó ante ese comentario – No es así. Soy tu pareja de vida… 
- Lo zorros de Kamabakka no se aparean de esa forma y tampoco advertimos el olor como otras especies de cambiaformas... Juguemos una noche. Tómalo o déjalo. 

Nunca en su vida creyó que retrocedería ante una persona, pero allí estaba ella, fuerte y poderosa. Independiente y sobre todo, segura de sí misma. Si él seguía molestando seguramente ella pensaría que le había mentido en cuanto a su apareamiento. Sería en otro momento. Orochimaru había crecido en la Tierra, si hubiera nacido antes de que los Irken invadieran aquel planeta seguramente nunca le habría conocido. La noche callo, las estrellas eran increíbles. Un manto uniforme y colorido de ellas. Dos lunas iluminaban las grandes calles pues la contaminación lumínica era poca en este planeta ya que habían logrado crear formas alternas de luz durante la noche. 

Jiraiya era un agente secreto de la Marina Intergaláctica. Se desempeñaba principalmente como detective y espía. Le encantaba escribir lo que vivía en cada viaje y si alguna idea surgía su próxima novela seguramente sería un éxito comercial. Desde hacía algunos años terrestres perseguía un criminal de primer rango, los más peligrosos de todos, conocido como Orochimaru. Jiraiya era conocido por haber capturado a viarios: desde espadachines hasta piratas intergalácticos. Sin embargo, Orochimaru era todo un reto. En varias ocasiones estuvo cerca de atraparlo pero siempre escapaba. Por las fotos sabía que a diferencia de muchas personas en su posición, Orochimaru se cuidaba y era de buen ver. 

Eso sí, una de las formas más fáciles y eficaces de obtener información era seduciendo a las personas. El sexo era lo de menos en una sociedad intergaláctica. Aunque algunos creían en la pureza de las especies y condenaban tal o cual apareamiento. A Jiraiya no le importaba. No era especista. Hombre, mujer, intersexual o hermafrodita también daba igual. Era un maestro de la seducción. El mejor lugar para conseguir información eran los antros y bares. Más de una persona hablaba estando ebria o drogada con la pasión a flor de piel. Para Jiraiya también representaba la forma de encontrar a su pareja. Las ranas cambiaformas se apareaban de por vida pero no podían oler a su otra mitad. 

En un puerto interespacial de Kamabakka escucho el rumor de que un tal Orochimaru había sido descortés con la Reina Tsunade. La cual era una belleza según decían. Orochimaru, pensó Jiraiya. Podría ser él. Las posibilidades no eran tan bajas pues el nombre era poco común. Venía de un idioma típico de la Tierra del siglo XX. Por lo tanto era un nombre regional y el planeta no tenía mucho de haber sido conquistado por el Imperio Irken. Entonces no muchos terrestres tenían la posibilidad de viajar a los otros planetas. 

Se acercó a la mesa donde conversaba el caballero al que había escuchado hablar en aquel pequeño bar. 
- ¿Le invito un trago? – dijo mientras le guiñaba un ojo. Al parecer el hombre encontró atractivo a Jiraiya pues se sonrojo y le contesto – No estaría mal – dijo educadamente, a lo cual Jiraiya sonrió. Fue sencillo, el caballero le dio la descripción que esperaba hasta con creces, hablaba aun sin que le preguntaran. Se notaba cuanto necesitaba conversar con otra persona, era una lástima. Jiraiya solo quería divertirse una noche. 

Al día siguiente partió rumbo a Kamabakka, al continente Darkness. Parecía que Orochimaru iba detrás de la Reina, no sabía con qué fin. No creía en lo que el caballero le había dicho sobre una atracción sexual. Pronto se encontró en tierra. Siempre se sorprendía que tan diferente resultara estar en un planeta. Un cielo azul solo se encontraba en las colonias de alto status. Sentir el calor de los soles era un privilegio. Pronto llego a la Aldea del Remolino. Ya que casi todos los habitantes eran parientes no fue difícil obtener información. Orochimaru se encontraba en un pequeño hotel cerca de la villa. 

Estaba distraído. Nunca pensó que su pareja de vida lo rechazaría de aquella forma. Ahora que lo pensaba no sabía ni quien era o si la volvería a ver. Debió haber insistido. De entre todos los venenos que poseía como serpiente debió haber usado uno y luego secuestrarla. De todas formas tenia los antídotos. 

- ¿Así que tú eres Orochimaru? 

No escucho que alguien se aproximara. Su sangre se congelo al reconocer la cara y por instinto se convirtió en una serpiente. Deseaba acabar con su problema. Jiraiya cerró la puerta por reflejo pero se le olvido escudarse del otro lado 

- ¡Demonios! 

La serpiente fue rápida. Jiraiya se quedó inmóvil. Orochimaru se enrosco en él, apretando cada vez más. En unos momentos los músculos crujirían y tendría la comida lista… sintió el calor de Jiraiya, como serpiente reconocía los estados de ánimo por el calor… estaba asustado, entonces lo sintió. No solo era que Jiraiya tuviera miedo. Algo en su temperatura era especial. Agradable. Reconfortante. Lo soltó. Volvió a tomar su forma humana (sin ropa). Se acercó a Jiraiya. Rana… pareja. Fue lo que su olfato le dijo. ¡Increíble! Si no sabía qué hacer con una ¿Qué haría ahora con otra? Esta vez no la dejaría. No pensó nada más. No recordó que Jiraiya era un agente especial enviado para capturarle. Solo se acercó a él y tomo los labios de un asustado Jiraiya que poco a poco se relajó. Sí. Ahora su temperatura corporal indicaba que estaba en celo. 

- Oe… espera 
- ¡No! – protesto Orochimaru. 

¡Oh! Por supuesto. Era una buena táctica para no ir a la Impel Down, la peor prisión que se conocía entre las cuatro galaxias. Pero también era más fácil tomarlo prisionero una vez se hubiera relajado. Ya que era un juego de apuesta decidió seguirle la corriente. No tenía nada que perder. Eso pensó Jiraiya hasta que Orochimaru le desabrocho el pantalón, se recargo en la pared y Jiraiya lo levanto dejando su entrada vulnerable. Rapidamente lo penetro. Orochimaru protesto y tembló sin intención de alejarlo. Jiraiya siguió embistiéndolo y cuando ambos iban llegando al clímax sintió que Orochimaru lo mordía y succionaba su sangre 

- ¡Ahora eres mío! 

Al día siguiente un mensajero llego al palacio. Uno de los aliados de la reina le comunicaba que los Uchiha estaban tramando algo. Por lo que había podido escuchar contrataron a un mercenario para que matara a la reina ya que Madara Uchiha acababa de perder el Torneo de Sucesión ante un tal Hashirama y tenían en la mira el trono de Darkness por considerar débil a la reina. Entonces pensó. Una serpiente extraterrestre en la Aldea del Remolino queriendo seducirla era mucha coincidencia. Esa víbora iría directo a los calabozos hasta que pudiera interrogarla. 

Jiraiya se había divertido a lo grande con la linda serpiente durante un buen rato. No sabía decir cuánto ya que no estaba acostumbrado a los días y noches. En Kamabakka un día duraba aproximadamente 36 horas terrestres al igual que la noche. Hizo una nota mental de actualizar su reloj al horario del planeta. Al parecer tendría una estancia larga en el mismo. Mientras Orochimaru dormía decidió salir a meditar un rato. La luz del sol no era lo suyo. El organismo de las ranas prefería los lugares oscuros y húmedos… cuando regreso encontró la habitación desordena. Las pocas cosas que Orochimaru poseía estaban tiradas. Concluyo que alguien debía haberlo secuestrado. 

Lo había visto dentro de su familia. Aparearse por primera vez siempre dejaba vulnerable a la serpiente macho tanto física como emocionalmente. Se prometió a si mismo que nunca le sucedería. Pero nunca creyó que la llamada del acoplamiento fuera tan fuerte y menos dos veces seguidas. Ahora estaba en un calabozo riéndose de su suerte. 

Horas después fue llevado ante la Reina mientras los calmantes hacían su efecto. En Kamabakka no había concesiones ni leyes para el trato de los prisioneros, dejaban de ser vistos como ciudadanos libres y pasaban a ser objetos sujetos a los deseos de los ciudadanos. Antes de poder ver la cara de aquella a quien debía asesinar fue obligado a arrodillarse por completo hasta tocar el piso. Humillación y rabia pasaron por su mente. Esa maldita bruja… 

- ¿Así que fuiste mandado a asesinarme?... – Esa voz… no pudo decir más. Era una de sus parejas… sería la primera vez que fallara un trabajo. Su reputación se disolvería en el vacío electromagnético. Maldita suerte, carraspeo por lo bajo 
- … Ahora comprendo. Tu declaración no era más que una farsa. ¿Tienes algo que decir antes de tu sentencia? 
Orochimaru tuvo el impulso de levantarse pero nuevamente fue empujado hacia el piso mientras apretaba los dientes de impotencia. 
– Es cierto que era mi trabajo… sin embargo, mi declaración hacia usted fue verdadera. Quiero marcarla como mía… 
- Tu olor me dice que has pasado una buena rassviet ¿y tienes el descaro de hablarme de esa forma? 

La noche callo en las tierras de Darkness y un peliblanco de cabello alborotado se coló en la prisión. Silenciosamente camino por los pasillos bajo la penumbra de la luz de las lunas de Kamabakka. Sus habilidades de investigación le sirvieron para entrar en la base de datos del reino y encontrarle. Su cabeza le reprochaba el salvar a aquel que por tanto tiempo había deseado ver detrás de las rejas. Su corazón lo animaba a continuar por lo que había buscado tanto tiempo. 

Encontró la celda después de un rato. Una llave maestra que había conseguido en ese mismo planeta le seria de utilidad. Por alguna razón muchos pueblos de Kamabakka preferían usar tecnología básica. La puerta abrió. Un par de ojos amarillos brillaban en la oscuridad. Sin duda era él… tan solo parpadeo y cuando se dio cuenta una hermosa serpiente blanca salía a toda prisa de la celda hacia el interior del castillo. Increíble. Tanto trabajo para rescatarlo… 

La serpiente blanca recorrió las habitaciones del castillo hasta encontrar la huella de calor que deseaba. En su camino había estrangulado un par de guardias que le estorbaban. Para su fortuna la puerta de la Reina estaba entreabierta. Entro sigilosamente. La fina tela de las alfombras le daba la bienvenida. Siguió hasta llegar a la cama y subió por debajo de las cobijas. Se deslizo por el cuerpo de Tsunade hasta que llego a la cabecera. 

- ¿Vas a acabar tu trabajo? – nuevamente lo sorprendió. Estaba despierta y tranquila. No presto atención a sus palabras y antes de que Tsunade se diera cuenta, Orochimaru ya la tenía sujeta del cuello. Cuando retiro los colmillos la transformación llego y viendo a las ojos a Tsunade le dijo – Tranquila, solo te he marcado. 

Jiraiya había seguido a Orochimaru a través del castillo. No sabía que podía preocuparle en tal grado que todos los guardias que pasaba caían sin remedio. Lo vio entrar en una habitación de los pasillos más ricamente adornados. Aquello sugería que en una de aquellas habitaciones dormía la Reina o la familia real. No podía permitir que Orochimaru la matara. Matar a alguien de la realeza, fuera el planeta que fuera siempre aumentaba la cantidad de cazadores y disminuía la posibilidad de escapar. 

Cuando llego a aquella habitación su cara se puso roja. Orochimaru besaba desesperadamente a una mujer de pechos grandes, pelo rubio y cuerpo impresionante. No lograba decidir si sentía celos de o por Orochimaru. Fue hacia la cama sin perder de vista los dos cuerpos que se fusionaban. No pensó en nada y pronto fueron tres cuerpos amándose lentamente. 

Paso un periodo middernang hasta que Tsunade se despertó. Había dormido como nunca. ¿Qué había sucedido? ¡Oh no! ¡No podía ser! Se sentó de golpe y se vio en medio de dos hombres desnudos como ella. Esa maldita serpiente se había salido con la suya, pst. Y el otro… su olor le dio la respuesta. Se masajeo el cuello para calmarse un poco y sintió dos pequeñas heridas. Uno de esos dos se había apareado con ella… ¿podría ser? Toco el otro lado de su cuello y encontró otro par. Gruño bajo. Trono sus nudillos y pronto Orochimaru y Jiraiya se encontraban en el piso. Un terremoto los había despertado. ¡Se acababan de unir a un demonio que los observaba furiosa y peligrosamente! 

Pasaron quince días terrestres y Orochimaru noto un cambio. 
- No puedo transformarme – le dijo a Tsunade en su despacho. 
- ¿y? – le contesto mientras leía un informe de uno de los ministros. 
- Solo hay una razón para que una serpiente no se pueda transformar. Tu deberías estar en la misma situación – le espeto 
- No lo creo. Los métodos anticonceptivos en Kamabakka son los mejores en las cuatro galaxias conocidas – hablo sin despegar la vista del documento. 

Eso quería decir que era el único que no se había cuidado. ¿Qué iba a saber el de los métodos anticonceptivos de Kamabakka si acaba de llegar? Así fue como el escritorio de Tsunade salió volando por la ventana debido a un nervioso Orochimaru. 

- Bien. Ya que han decidido ser mis Król entonces harán todo el papeleo por mí. Tsunade llamo a su secretaria y le dio instrucciones que seguir. Dejo a Orochimaru confundido mientras ella salía aun leyendo el mismo informe. Buscaría a Jiraiya para darle la buena nueva. Seguramente seguía escribiendo. Una novela, según había dicho. La secretaria salió y entro con una torre de papeles que debían ser sellados y firmados, volvió a salir y regreso con mas, rápidamente repitió el proceso varias veces hasta que por fin dijo 

– Sera un honor trabajar con uno de los Król de la Reina. 

NOTA: La hormona del embarazo tarda en comenzar a producirse entre 8 y 10 días por el descenso del ovulo y todo eso. Por eso Orochimaru no dejo de transformarse en seguida sino hasta varios días después.


TABLA DE CONTENIDO || SIGUIENTE


domingo, 6 de julio de 2014

autopista intergalactica - indefinido

Archivo secreto No 4612 de la Marina Intergaláctica: El surgimiento de los piratas espaciales.
(Fanfic **Indefinido**)


Los Irken no eran tontos. Sabían que causar un genocidio solo traería más trabajo para ellos. Era mejor usar la fuerza de trabajo e inteligencia propia de la especie de Kamabakka. Entonces tuvieron la necesidad de viajar entre un planeta y otro de forma constante para mantener el crecimiento del Imperio.Archivo secreto No 4612 de la Marina Intergaláctica: El surgimiento de los piratas espaciales.

Los Irken no eran tontos. Sabían que causar un genocidio solo traería más trabajo para ellos. Era mejor usar la fuerza de trabajo e inteligencia propia de la especie de Kamabakka. Entonces tuvieron la necesidad de viajar entre un planeta y otro de forma constante para mantener el crecimiento del Imperio.

Encontraron que era peligroso viajar de un planeta a otro. Muchas naves se extraviaron en la inmensidad del espacio intergaláctico. Se pensaba que estaban muertos hasta el momento en que una capsula salvavidas regreso al planeta Irken y conto que la nave había sido saboteada por piratas.

Esto era una consecuencia lógica en la evolución de los viajes espaciales junto al crecimiento del Imperio Irken. Las primeras naves seguían una ruta establecida por computadoras. Sin embargo los problemas técnicos no se hicieron esperar debido a la huella electromagnética que las estrellas habían dejado atrás y en muchas ocasiones las computadoras parecían hacer bromas de mal gusto. Más de una nave se extravió. Sobrevivían hasta que el combustible y la comida se agotaban. Seguramente hubo canibalismo antes de la inanición.

Los sobrevivientes se volvían locos si vivían el tiempo suficiente para ver otra nave pasar. Así más de una nave rescato viajeros perdidos que tenían que controlar. Sucedió que pronto fueron más y más y encontraron una forma de sobrevivir: haciéndose de naves ajenas por que la gravedad del planeta madre ya no era una alternativa para ellos.

De las lunas del planeta Irken despegaron naves hasta el exterior de su galaxia. Una distancia corta puesto que Irken estaba en la costa. Crearon una base junto a un anillo doble que paso a ser conocido como “nudo”. La intención de este era darle propulsión a la nave hasta la siguiente estación. Y así sucesivamente hasta llegar a Kamabakka. De esta forma se creó la primera Autopista Intergaláctica en línea recta que siguió creciendo gracias a los autómatas y debido al efecto doppler que sufrían las galaxias en un tira y afloja con la gravedad.

Algunos siglos después Irken incorporo el planeta Durarara al Imperio y la autopista creció. Se creó un triángulo que partía de las orillas de cada galaxia y comunicaba los tres planetas. Esto evito que las naves se perdieran pues encontraban un punto próximo de referencia donde recargar combustible, reparar computadoras y si había alguna emergencia dar marcha atrás o quedarse en un lugar estable.

Las comunicaciones y el comercio crecieron. Exigieron nuevas rutas y dentro del triángulo se formó la Red Intergaláctica de Comercio y Comunicación (RICC). Estas nuevas rutas no eran tan cuidadas como la Autopista que era formada por el perímetro del triángulo y fueron el lugar ideal para que los piratas espaciales tomaran fuerza. No tardaron en formar gremios y pronto la mafia se unió a los piratas en una fusión indisoluble que era el dolor de cabeza de los gobiernos principales de los tres planetas. El ultimo planeta que el Imperio conquisto fue la Tierra. La especie humana era tan parecida a la sociedad Irken que opusieron gran resistencia a pesar de que su tecnología era inferior. De esta manera la Autopista formo un rectángulo y la RICC volvió a crecer y pasó a ser conocida como Esfera Interestelar de Comunicación e Información (EICI) puesto que se planeó la construcción de dos Autopistas más paralelas a la principal que al final formarían una estructura ovalada. Ahora los nodos que existían eran incontables e incontrolables.

Muchos humanos inconformes llamaron a las armas. Inspiraron a los Kamabakkenses y Duraranenses que pronto se les unieron. Ahora la piratería espacial tenía dos facciones: la piratería capitalista y la anarquista. Las distintas bandas de piratas peleaban con frecuencia en el inhóspito espacio surcando las olas electromagnéticas. Una vez que llegaban a la Autopista eran capturados con facilidad pues había más seguridad en esta. Sin decirlo o escribirlo el Nudo Central que atravesaba en forma de cruz las cuatro galaxias conocidas así como la Autopista se convirtieron en terreno neutral.



Perímetro e Hipotenusas

El perímetro y las hipotenusas marcan la Autopista Intergaláctica. 
Las líneas intermedias son las Carreteras Libres Intergalácticas.
                 * Zonas de contrabando
                 * Existen mas puertos o nudos en cada cruce. 
                 * Es mas tardado para llegar de un planeta a otro.
                 * En cada puerto o nudo existen una colonia espacial de tamaño y modelo variable. 

¿Por qué existen varias paradas?

Por la distancia
Combustible
Daño ocasionado por la velocidad War
Conectores de ruta alternativas y de emergencia
Marca lugar para evitar extravíos
Efecto Doppler *Flexibilidad de la red y autoconstrucción de nuevas paradas* 

Primera Autopista

Segunda Autopista

Tercera Autopista


TRANSPORTE WAR
1. Puerto planetario lo lleva al Puerto Satélite
2. Puerto Satélite al Puerto Interplanetario
3. Puerto Interplanetario a Puerto Interestelar
4. Puerto Interestelar a Bahía Interestelar
5. Bahía Interestelar a Puerto Intergaláctico
6. Puertos Intergalácticos a Dársena Intergaláctica
7. Dársena Intergaláctica a Nudo Central
8. Nudo Central a Dársena Intergaláctica
9. Dársena Intergaláctica a Puertos Intergalácticos
10. Puertos Intergalácticos a Bahía Interestelar
11. Bahía Interestelar a Puerto Interestelar
12. Puerto Interestelar a Puerto Interplanetario
13. Puerto Interplanetario a Puerto Satélite
14. Puerto Satélite a Puerto Planetario




lunes, 23 de junio de 2014

Espacio 1: Troika

Espacio 1: Troika

Serie: One Piece
Ship: Kidd x Luffy x Ace
Advertencia/genero: SciFi, AU, yaoi, trió. 

En algunas colonias espaciales el concepto de día y noche no existían. Este era el caso de los hoteles que se encontraban en el Nudo Central. El cual se ubicaba en medio de cuatro galaxias y las estrellas que se podían observar en realidad eran galaxias distantes. La oscuridad del vacío era llenada por los campos electromagnéticos que dejaban atrás las estrellas en las galaxias. Estos campos eran reflejados como pequeños destellos de auroras por los grandes cristales que conformaban el complejo de varios niveles en donde los viajeros se reunían con distintos fines: negocios o tal vez viajes de placer hacia uno de los cuatro planetas que conformaban el Imperio Irken. 

Luffy se encontraba recargado en el gran cristal viendo como la gente pasaba. Desde que se había convertido en el Rey Pirata de Durarara todo se fue transformando en trabajo y más trabajo. Ahora que había logrado su propósito se sentía vacío… algo faltaba en su vida. Tal vez algo como lo que sus padres tenían… una familia. Tonterías, sus amigos eran su familia. 

- ¿Tú eres Monkey D. Luffy? – Pregunto un extraño con sombreo blanco y puntos negros. 
- ¡¡Hai!! – Contesto un alegre Luffy. Podría ser que su trabajo fuera un dolor en el culo pero valía más disfrutarlo aunque fuera un poco. El prefería zarpar y encontrar aventuras en las distintas colonias espaciales junto a sus amigos. Eso de ser serio definitivamente no era lo suyo. 
- Ju. No me pareces el tipo de persona que me han contado que eres. No creo que este trato funcione… 
- Por esa razón he venido hasta aquí. Creo que al menos me merezco una explicación… 
- ¿Has venido hasta aquí sin saber de qué se trata? ¿No te enviaron un mensaje? 
- Eto… - Luffy era distraído por naturaleza… no recordaba nada del mensaje más que la dirección y esto porque Nami dijo que lo llevaría pues podría ser una gran oportunidad. Seguro y veía la ocasión de robar dinero por montones… El extraño volvió a suspirar. 
– Esta bien, te explicare lo que decía el mensaje: - y de memoria recito - “Debemos plantearnos una unión entre piratas para salvaguardar nuestros intereses ante el avance de la Marina Intergaláctica y la Policía Interplanetaria. Discutiremos la troika entre los Supernovas en el Nudo Central…” – Luffy lo veía con cara de aburrimiento… 
- ¿Estas escuchando? 
- Aah… no. 

El extraño de gorra de panda se empezaba a desesperar con Luffy. No podía creer que un individuo como aquel chico fuera uno de los Supernovas de las cuatro galaxias conocidas. Empezaba a cuestionarse si no se había equivocado de persona… En ese momento llego un sujeto más alto que aquellos dos, de cabello rojo y esparcido, solo unos google en la frente los sostenían. Una gran sonrisa maliciosa le hacia compañía, sus labios pintados de negro y una chamarra negra que tenía abundante y rebelde faux fur rojo en el cuello. 
- ¿Law? – El chico de gorra de panda afirmo con la cabeza 
- ¿Luffy? – El pelinegro ignoro la pregunta del pelirrojo, se había distraído de nueva cuenta con el brillante vacío… 
- ¿no crees que nos equivocamos de persona? – pregunto Law 
- No lo creo… he visto sus fotos en la Red 
- Podría tener un hermano gemelo… - No según mis fuentes… El pelirrojo tomo de la mano a Luffy para sacarlo de sus pensamientos y cuando este volteo le dijo – Ven con nosotros, tenemos un trato que cerrar – Luffy se le quedo mirando. No desconocía a ambos sujetos, pero era extraño mirarlos de frente. Creyó que el día que los encontrara seria en una pelea por su territorio… 

Luffy no supo cuántos pisos arriba lo arrastraron. Entraron a una habitación lujosa en penumbra con sillones y alfombra, ambos de color negro. Una pantalla mural mostraba un oscuro pasillo medieval alumbrado por antorchas. No estaba mal, aunque Luffy prefería algo más moderno como los cyborg. Cuando Kidd cerró la puerta chasqueo los dedos, la luz ilumino generosamente la habitación y la pantalla mural se apagó, de ella no quedo nada, tan solo la pared blanca como las demás como si nunca hubiese habido alguna pantalla. 

- Esta es la primera vez que tengo el gusto de conocerte Mugiwara – dijo el pelirrojo buscando los ojos de Luffy y acercándose cada vez más – Tienes una cara muy linda – Un “¡eh!” sorpresivo dejo escuchar Luffy, algo le parecía extraño. ¿Dónde había escuchado eso? Boa. Sí, eso le recordó a Boa por un instante. 
- Ya deja al pobre chico y vamos al grano – se escuchó la voz de Law. No le extraña. Estaba acostumbrado a la actitud de Kidd. 
- Parece que tenemos un celoso ¿eh? 
- ¡Por supuesto que no! Acabemos rápido con esto que tengo prisa – Law se dirigió a tomar asiento en uno de los sillones y Luffy lo siguió… 

Discutieron por largo rato en qué consistiría la Troica: bases, condiciones, alcances, objetivos, itinerarios, reportes, acciones, protocolos a seguir, entre otros temas. Mientras tanto algunos de los tripulantes del Sombrero de Paja se divertían bebiendo. Robín leía tranquilamente un libro cuando un chico de pelo rubio se acercó – Oe… no imagine encontrarlos aquí… ¿Dónde está mi hermano? – Robín miro a todos lados 
– Ahora que lo dices… no lo he visto en un buen rato 
- ¡Hey! Mira lo que las olas electromagnéticas trajeron – un Zoro borracho se había metido en la conversación 
- ¿Has visto a mi hermano? Siendo de los Revolucionarios no podemos platicar muy seguido, así que… - Lo más seguro es que este con esos tipos raros… 
- ¡Zoro! – le advirtió Robín. Zoro la miro confundido. 
- Esos tipos raros, tu sabes – continuo Zoro sin hacerle caso a Robín – Supernovas… 
- ¡¡¿Queee?!! ¡¡Nooooo!! – Y ya que Robín era la más cuerda de todo el grupo se volvió a dirigir a ella - ¡Dime que Eustass no está con él! 
- Están los tres – dijo Zoro y luego volvió a beber largamente de la botella… 
Robín suspiro, ahora el hermano de Luffy lo sabía – ¿Por qué te preocupa tanto el hecho de que tu hermano este con ellos?... también es un Supernova y… - le dijo Robín 
- No lo entiendes… Eustass es conocido por acoso laboral… y… y ¡Luffy no es una especie común! ¡Es súcubo! 

Los súcubos y los íncubos eran originarios de Kamabakka pero a lo largo de los siglos se habían ido distribuyendo por diversas razones en los demás planetas que el Imperio Irken conquistaba. Ambas especies se alimentaban de los flujos y energía que provenía del acto sexual y se caracterizaban por tener varias parejas que satisficieran su apetito. A ninguno de los dos se les recomendaba tener sexo con cualquier persona por que una vez que empezaban a alimentarse no podían parar. La diferencia era que los íncubos iniciaban su vida sexual cuando encontraban a la primera de sus parejas destinadas. Los súcubos no encontraban a sus parejas, se enlazaban con las personas con las que tenían sexo. Enredaban a sus presas con su aroma como la red de una araña y los envolvían para después comer. Eso fue lo que Kidd desato en aquel momento… 

Una vez concluida la reunión Kidd se acercó otra vez a Luffy y al oído le dijo provocativamente – Nos veremos de nuevo pequeño… - Luffy abrió más sus ojos y se sonrojo. Law se disponía a abrir la puerta para retirarse cuando un sutil aroma llego a su nariz. Volteo buscando la fuente y cuando la encontró los ojos de Luffy se habían tornado blanco y se acercó a Kidd, besándolo demandante y fuertemente, dominando. Law perdió pronto la razón y sus pies lo llevaron junto a los otros dos. Se acercó a Luffy por la espalda mientras su boca se hacía del cuello del menor. Había caído en la telaraña. 

En otro lado del Nudo Central un preocupado Sabo caminaba entre los oscuros pasillos, alejado de la multitud y donde pensó que nadie lo escucharía, presiono una de las bolitas de su pulsera, acerco la muñeca a su boca y murmuro una clave. Existían muchas formas de comunicación en las cuatro galaxias, pero Sabo prefería aquella, era más discreta porque nunca sabias que computadora podría leer tus ondas cerebrales de comunicación. Sonó varias veces hasta que la señal encontró al receptor. 
- ¡Hola Sabo! ¿A que debo el honor de tu llamada? 
- ¿Dónde estás? ¿Crees que podrías llegar aquí en menos tiempo que C? 
- ¿Por qué la prisa? – pregunto extrañado Ace. 
- Tenemos un problema, se trata de Luffy – y pensó: pero temo que ya sea demasiado tarde. 

Kidd chasqueo sus dedos y las luces se apagaron, guió a empujones a Luffy y Law a su habitación. Una cama de finas sabanas negras esperaba por ellos. Tomo a Luffy de la mano y lo arrojo violentamente al colchón. Law se adelantó y antes de que Luffy pudiera incorporarse se arrojó sobre el besando su rostro, su boca, su cuello y bajando lentamente hasta que Kidd lo interrumpió y reclamo el lugar que le correspondía. Entre gruñidos y peleas por el cuerpo de Luffy, Law acabo debajo de los tres, Luffy sentado sobre él y Kidd empujo a Luffy, pegándolo aún más a Law y acariciando la entrepierna de Luffy mientras empezaba a desgarrar la ropa del menor al igual que Law… 

Varias horas después Sabo y Ace estaban frente a la puerta de la habitación Kidd. 
- ¿Crees que todo estará bien? 
- No lo creo – le contesto Ace a su hermano. 
- Nuestros padres nos van a matar cuando se enteren – continuo Sabo 
- Pero tarde o temprano tenía que pasar… Luffy ya está bastante grandecito 
- Lo sé, pero es tan ingenuo… 
- Después de todo es una Supernova… no creo que… 

Sabo interrumpió la charla que mantenía con Ace al echar la puerta de la habitación de Kidd abajo. Saco de su bolsillo una diminuta perla que al lanzarla flotaba cerca de ellos y los seguía mientras alumbraba el camino. Diviso una habitación abierta y al acercarse encontró tres cuerpos acurrucados. 
- Parece que se la ha pasado muy bien – hablo Ace 
- ¡¡Callateee!! – le regaño en voz alta Sabo. Aquello hizo que la alerta de Kidd y Law se encendiera. Como zombis se despertaron. Sus ojos brillaron en la oscuridad y auto reflejo Sabo cerro rápidamente la puerta del dormitorio que fue a travesada por el pico de un cuchillo. 
– Seria inteligente irnos – le dijo a Ace. 

 Cuando Luffy despertó vio la luz del día. ¿Cuánto tiempo había dormido? Seguro que sus padres iban a estar muy molestos por eso. Ya se imaginaba a su mamá gritándole y a su papá reprendiéndole mientras su padre ignoraba el hecho hasta que encontrara la forma de desquitarse. Sería un dolor de cabeza… De pronto su cabeza lo recordó. Hacía mucho que no pisaba el planeta Durarara. ¿Entonces de donde provenía la luz de día? Se levantó rápidamente y un dolor en su trasero recorrió todo su cuerpo - ¡¿Qué demonios?! 

Law estaba de pie observándolo, mientras el olor a café inundaba la habitación. Vestía como de costumbre. Su largo abrigo negro y su gorra de panda – Es la ambientación que Kidd le puso a la habitación… – dijo como si eso resolviera todas las dudas de Mugiwara – No es como si la idea fuera muy agradable pero parece que la hemos pasado genial. Arréglate, la comida está casi lista. – demando Law. 

Aunque en el espacio no existe la idea de tomar café en la mañana o en la noche siempre viene bien tomarlo antes de irse a dormir o después de despertarse. Lo mismo sucedía con la comida y las horas de sueño, cada quien programa su propio horario y dormían cuando era necesario o cuando se lo proponían. Sin embargo algo extraño estaba pasando en Luffy. No tenía apetito, se sentía satisfecho. Raro. 

Luffy se tomó su tiempo. Cogió fuerza y se paró de la cama. Debía tomar un baño. Ya antes había estado en aquel hotel intergaláctico y todas las habitaciones tenían el baño en el mismo lugar. Así que no se perdería. No entendía por que se sentía así. Además estaba pegajoso y había otro olor en la habitación que no era precisamente de café. Antes de entrar en el baño volvió a olfatear. Aquel débil aroma lo puso sensible. 

Cuando recordó Law y Kidd entraron a la habitación. Law rodeo la cintura de Luffy en un pegajoso abrazo. Un sonrojado Luffy vio como Law bajaba su mano lentamente hasta que consiguió acariciar su miembro. Kidd presiono a Law y este sin quitar su mano se dio vuelta, se arrodillo junto a Luffy y metió el miembro del menor en su boca. A su vez Kidd abrazaba a Luffy con una mano, tomaba uno de sus pezones con la otra y dejaba pequeños chupetones en el cuello de Luffy. La diferencia es que en esta ocasión Luffy estaba consiente – Pero… ¡aah!... ¿Qué…? ¡waaa!... ¿por…?... 

Paso un lapso de dos semanas terrestres. La tripulación del Sombrero de Paja empezaba a desesperarse. No pensaban dejar a su capitán en las garras de aquellos rufianes. Los hermanos de Luffy también seguían en el hotel, habían llamado a sus padres para darles la noticia de la indeseada unión de Luffy. Y horas antes habían llegado angustiados los tripulantes de Law y Kidd pidiendo noticias puesto que sus capitanes no se habían comunicado.

Kidd         x        Luffy        x         Law


TABLA DE CONTENIDO || SIGUIENTE

lunes, 9 de junio de 2014

Indefinido - cap 2-2

Tierra 2.2: Inframundo

Serie: Reborn
Ship: Hibari x Tsuna, Xanxus x Mokuro. 
Advertencia/genero: SciFi, AU, crossover, yaoi, poliginia.


A pesar de que en el siglo XXX no existían países, si existían vastos territorios gobernados por monarquías como el Imperio Irken y los Bajos Mundos. Ese era el caso del Inframundo que era fruto de la sobrepoblación que había en la Tierra en el siglo XXI.

Se encontraba bajo tierra y se creía que ocupaba cuatrocientos noventa y nueve pisos inferiores y uno superior, el cual era el que se encontraba en la superficie. La entrada se encontraba a las faldas de una montaña. El Inframundo había dejado hueca la tierra de los continentes y tan basta era en los cinco que estaba dividida en varias ciudades con sus respectivos Virreyes. 

Dentro de ella existían otras mutaciones, mayormente de humanos. Ejemplo de ello eran los vampiros que habitaban los pisos superiores. Los demonios y perros del infierno se encontraban en los inferiores. 

El Rey de los Pisos Superiores era Mokuro Tenía amplio poder en los primeros ciento cincuenta pisos superiores. Ni siquiera él era capaz de bajar más allá: a la tierra de los demonios donde su emperador era un tal Yuko (xxxHolic) que de acuerdo a los rumores que corrían era una hermosa emperatriz  mitad bruja y mitad demonio. Con el temor de tener que lidiar con levantamientos  Mokuro había asignado Virreyes de su confianza cada decena de kilómetros para evitarlos entre las ciudades que ocupaban su territorio.

Recientemente a su oído habían llegado los rumores de que la princesa irken había sido secuestrada. Al parecer tanto el Imperio Irken como las tierras del Bajo Mundo creían que la niña se encontraba en el Inframundo a merced de sus horribles habitantes. El sonrió… ante la incredulidad de las personas que desconocían sus tierras. 

Si la niña hubiera pisado el terreno no llegaría más allá de las faldas de la montaña. No podía tampoco sospechar de los Pisos Inferiores pues nadie salía de ellos más que embajadores y un puñado contando de comerciantes que siempre pasaban por su inspección. 

Su segundo al mando, Kaname (Vampire Knight) entro a su despacho donde deposito una carta de sello rojo. A pesar del tiempo aquella costumbre aún se usaba y es que en muchas ocasiones resultaba más seguro que la desmedida tecnología con la que se contaba.

- ¿Qué es esto Kaname?
- El Alfa Xanxus ha mandado este sobre con órdenes explicitas entregarlo a usted.

Si, allí en el escritorio se encontraba la carta de uno de sus más grandes enemigos, que aun sin conocerlo su rivalidad por los territorios era histórica y los pasados monarcas le habían transmitido y hecho parte de su vida. 

Bien podría ser una trampa aquel papel. Pero si ello fuera cierto no hubiera pasado por la seguridad del Aquelarre Principal. Así que se apresuró a abrirlo. Cuál fue su sorpresa al descubrir que pedía ayuda. Las tropas del Imperio Irken iban hacía su manada y en cuestión de días la destrozarían. Si la niña era encontrada no importaría por que el Imperio seguramente los haría esclavos para los laboratorios y suburbios humanos e irkens. 

Mientras tanto en los suburbios humanos Hibari disfrutaba de la tranquilidad de estar acostado en el techo de la preparatoria. Las nubes fluían lentamente y el cansancio lo invadió. Cuando pensaba en los problemas políticos de un Imperio en donde el solo era una hormiga de un hormiguero en la inmensa ciudad ¿Qué más podía dar? Nada podía hacer…

Cuando despertó el sol era rojo intenso. Lo amarillo del cielo y aquello indicaban el atardecer. Había escuchado que diez siglos atrás el sol al atardecer era rara vez de un rojo tan intenso y que el cielo del día era azul celeste. Ahora era azul claro y el blanco del horizonte un poco más extendido hacía el observador. 

¿Cuánto tiempo había dormido? Pensó bostezando mientras bajaba del techo y se dirigía hacia la oficina de prefectos. Hibari era un alumno intachable, con las mejores notas, capacidad de liderazgo, mando y un buen deportista. Por eso lo habían escogido a pesar de su indiferencia por las cosas. Tenía veinte años y se encontraba aún en la primaria. 

No era de extrañar. El sistema de educación había sufrido muchos cambios. Ahora los niños humanos salían a la escuela a partir de sus cinco años y cada etapa escolar comprendía diez años, de tal forma que el Kinder se estudiaba hasta los quince, la primaria hasta los veinte y cinco, la secundaria hasta los treinta y cinco y la preparatoria hasta los cuarenta y cinco. Seguramente aquello había sucedido por que los humanos habían alargado su tiempo de vida, suponía Hibari.

El alta voz de la escuela sonó: “prefecto Hibari, favor de presentarse en la dirección”… allí estaba el sonido que auguraba que algún alumno había infringido alguna regla escolar y lo pondrían a el de niñera. Sabía que solo le traería problemas aceptar aquel puesto y que no debía haberlo aceptado. Sin embargo le encantaba la sensación de poner todo en orden. 

En la oficina de la directora…
- Pase, pase… puede tomar asiento.
- Gracias – le dijo Tsuna mientras hacia lo indicado
- Entonces de acuerdo a su expediente usted solicita un intercambio ¿cierto?
- Así es… tuve algunos problemas en la escuela a la me traslade – mintió Tusna – y mis padres están aquí por negocios, por eso decidí reincorporarme a esta escuela, claro, si usted está de acuerdo. 

No quedaba otra más que mentir piadosamente. Aunque era cierto que Tsuna había estado en esa escuela en sus primeros años de primaria, pero sus padres adoptivos se deshicieron de él de la peor forma al saber que no era humano…

Tsuna escucho que la puerta se abrió a sus espaldas mientras la directora daba un discurso sobre las normas de la escuela y el intentaba no dormirse. Habían sido unos días con mucha presión. Por un lado, estaba preocupado por el reino de los Bajos Mundos y  otra por Xanxus…

De pronto una fresca brisa entro por la ventana. Tsuna lo agradecía, eran días calurosos… y de repente un olor agradable y esquicito entro por su nariz… y aquella conocida sensación lo embriago, tan similar a cuando conoció a Xanxus. No provenía de la vieja directora… eso no sería lindo. Volteo rápidamente buscando a la persona que acaba de entrar, debía provenir de ella. Y lo encontró…

¿El prefecto Hibari seguía en aquella escuela después de tres años de ausencia? ¿Cómo no se había dado cuenta antes? Igual y era porque nunca estuvo tan cerca de este… ahora lo peor estaba por venir. Hibari era humano.

- ¡Oh vaya, que descuido! Deje le presento al prefecto Hibari. Él le guiara por la escuela y le dirá aquello que cambiara en estos años. 
- ¿Entonces este alumno… - hablo Hibari con voz profunda y dura – no ha infringido normas?
- Lamento decirle que no – le espeto la directora. 

Tsuna tenía que controlarse, debía controlarse, no importaba el hecho de que Hibari fuera su pareja también. Si alguien descubría que Tsuna no era humano estaría en peligro. Y si a ese hecho le sumaba que era la pareja del lobo alfa, tanto él como Hibari estarían en riesgo. 

Mientras tanto Xanxus y Mokuro llegaban a un terreno que se había declarado neutral. De aquel encuentro dependía la vida de la manada de Xanxus… Mokuro pensaba igual, si el Imperio Irken conquistaba los Bajos Mundos seguramente seguiría hacia el Inframundo. 

Aquella tarde dos hombres se encontraron. La tensión se acumuló. Se presagiaba guerra. Se miraron fijamente, vigilándose mientras se acercaban cautelosamente. Iban armados y sus soldados a lo lejos y a sus espaldas esperaban por una respuesta. Mokuro pensó que el alfa era fornido y apuesto. Parar Xanxus el vampiro le pareció apetecible y sus ojos un misterio que le retaba. 

- Así que tú eres el lobo alfa – afirmo Mokuro. – Un gusto conocerte.

Todo comenzó cuando Xanxus aspiro aire para no perder la paciencia hacía el tono burlón del vampiro y en ese momento una fragancia increíble le lleno los pulmones - ¡Esto no puede ser posible! – dijo Xanxus. Y el vampiro sonrió.


Mokuro              x                    Hibari              x               Tsuna              x              Xanxus


ANTERIOR || TABLA DE CONTENIDO || SIGUIENTE

escala kardashev

La Escala de Tipos de Civilizaciones de Kardashev





Planeta verde hecho por Sweetie187

Seamos francos, tenemos ya suficientes desastres en el planeta Tierra: guerras, inundaciones, epidemias, pobreza, destrucción del medio, Justin Bieber… Pero también tenemos cosas que van bien para nosotros: las misiones en Marte, el Bosón de Higgs; y otras en proyecto: el Motor Deformador, capas de invisibilidad… ¿Cómo podemos comparar los inspiradores y emocionantes descubrimientos científicos con la destrucción y el caos? Tenemos una lista siempre creciente de catástrofes, paralela a una marcha incansable hacia la perfección tecnológica. Teniendo en cuenta estos horrores inimaginables y estos magníficos avances, ¿cómo podríamos medir nuestro estatus como civilización?

Una de las maneras más fáciles de responder a esta pregunta es formando una escala que nos permita medir científicamente nuestras habilidades tecnológicas en comparación con nuestras posibilidades tecnológicas. O en términos más sencillos, que nos permitan medir nuestra genialidad con la genialidad total posible. Afortunadamente, hay varias maneras de dirigir estas mediciones. Una de ellas es la “Escala de Kardashev”.

Esencialmente, para medir el avance de una civilización (o cuán genial es), la escala de Kardashev se centra en la cantidad de energía que dicha civilización utiliza. En teoría, ésta cantidad de energía disponible para una civilización está conectada a la extensión de la misma (si esta ocupa un planeta, una galaxia o un universo entero).

En 1964, el astrofísico ruso Nicolai Kardashev formuló, mientras buscaba signos de vida extraterrestre en señales cósmicas, la teoría de que los avances tecnológicos de una civilización corresponden a la cantidad de energía que es capaz de producir. Esencialmente, el estatus de una cultura como conjunto, está unida a la energía, la cual a su vez está unida a la tecnología. De esta manera, obtenemos tres niveles básicos de nivel de disponibilidad: Tipo I (10^16W), Tipo II (10^26W) y tipo III (10^36W). Más tarde, otros astrónomos extenderán la escala a Tipo IV (10^46W)y Tipo V (la energía disponible a este tipo de civilización sería igual a toda la energía disponible no sólo en nuestro universo, sino en todos los universos y en todos los tiempos).

La escala tiene un número de categorías (niveles de clasificación, o niveles de genialidad). En los últimos años, los científicos han expandido esta escala para medir civilizaciones hipotéticas: civilizaciones galácticas, intergalácticas y multiversales.

¿Estáis listos para descubrir hacia dónde se dirige la humanidad?


Tipo 0: Cultura Subglobal. 

Ésta civilización extrae su energía y materia prima de materia orgánica y recursos basados en ella como madera, carbón y petróleo. Los cohetes utilizados por esta categoría serán necesariamente propulsados por medios químicos. Como ésta forma de impulso es ridículamente pequeña, una civilización a este nivel estará confinada a su planeta de origen. Desafortunadamente, es donde nosotros nos encontramos. No hemos logrado siquiera acercarnos a la tipo I. El famoso físico Michio Kaku afirma que superaremos este periodo inicial como civilización en un periodo de 100 a 200 años.

Tipo I: Cultura Planetaria. 

Ésta es una especie capaz de consumir toda la energía producida en su sistema originario, recolectándola y almacenándola para responder a la demanda de su siempre creciente población. Esto significa que necesitaríamos aumentar nuestra producción 100.000 veces para alcanzar este estatus. De todas formas, ser capaz de consumir toda la energía de la tierra significaría tener control sobre las fuerzas de la naturaleza. ¡La raza humana sería capaz de tener la meteorología, los volcanes e incluso los terremotos bajo su voluntad! Al menos esa es la idea. Éste tipo de capacidades son algo difíciles de imaginar, pero comparadas con los avances aún por venir son tan sólo niveles de control primitivos, nada en comparación con las capacidades de sociedades de mayor nivel.

Tipo II: Cultura Estelar. 

Ésta podrá consumir la energía de una estrella al completo, no únicamente transformando su luz en energía, sino controlando el astro. Se han propuesto varios métodos para éste propósito, siendo el más popular la Esfera Hipotética de Dyson. Éste dispositivo, por llamarlo así, abarcará hasta la última pulgada de la estrella, recolectando la mayoría, si no toda, su energía y transfiriéndola a un planeta para su uso posterior. Otra alternativa podría ser la fusión (el mecanismo que alimenta una estrella), si es que la raza ha aprendido cómo controlarla: un reactor a grandísima escala podría utilizarse para satisfacer sus necesidades. Las gigantes gaseosas cercanas se utilizarán para recolectar hidrógeno, drenando lentamente su vida mientras un reactor orbita alrededor.




Colisión hecha por Sweetie187

¿Qué significa ésta cantidad de energía para una especie? Nada conocido podría destruir ésta civilización del Tipo II. Por ejemplo, si los humanos sobrevivieran lo suficiente para alcanzar este estatus y un objeto del tamaño de la luna entrase nuestro sistema solar y amenazara con colisionar con nuestro pequeño planeta azul, tendríamos la capacidad de vaporizarlo. Ó, si tuviéramos tiempo suficiente, podríamos cambiar la trayectoria de la Tierra para esquivarlo. Pero digamos que no queremos mover a la tierra… ¿Hay alguna otra opción? Sí la hay, porque tendríamos la capacidad de, por ejemplo, mover Júpiter u otro planeta de nuestra elección en el camino. Bastante útil ¿no? Ésta será también la etapa más parecida a lo que vemos normalmente en la ciencia ficción, con una federación planetaria como en Star Trek, o varias razas humanoides como en Mass Effect.

Tipo III: Cultura Galáctica. 

Hasta ahora, la evolución ha pasado de tener el control sobre el planeta hasta conseguir el de la estrella, que ha resultado en la capacidad de albergar la suficiente energía como para hacernos inmunes a la extinción. Ahora, con el Tipo III, donde la especie se convierte en viajeros galácticos con conocimiento sobre absolutamente todo sobre energía, nos convertimos en la raza predominante. En términos humanos, cientos de miles de años de evolución –tanto biológica como mecánica y tecnológica– desembocan en que los habitantes de ésta civilización Tipo III sean increíblemente diferentes de los humanos que conocemos hoy en día. Probablemente sean ciborgs (u organismos cibernéticos, con partes biológicas y robóticas), con los descendientes de los humanos convencionales convertidos en una subespecie dentro de esta sociedad altamente avanzada. Los humanos completamente biológicos sean probablemente vistos como discapacitados, inferiores o subevolucionados por sus competidores cibernéticos.

En este punto, habremos desarrollado colonias de robots capaces de autoreplicarse: su población podrá crecer en millones y se extenderán por toda la galaxia, colonizando una estrella tras otra, además de ser capaces de evolucionar el modelo de la Esfera de Dyson, encapsulando cada una de ellas y creando una gigantesca red que llevará la energía a cada planeta. Pero no todo serán ventajas para los Tipo III, ya que tendrán que enfrentarse con los límites que las propias leyes de la física les impone. En especial, la velocidad de la luz. Esto significa que, a no ser que desarrollen un Motor Deformador capaz o sean capaces de controlar los agujeros de gusano (dos teorías que hoy en día son ciencia-ficción), sólo podrían llegar hasta aquí.




Créditos: Alan Marscher et al.,Wolfgang Steffen, Cosmovision,NRAO/AUI/NSF

Tipo IV: Cultura Universal. 

Kardashev creía que una civilización Tipo IV era demasiado avanzada y no fué más allá de la Tipo III en su escala. Creyó que, probablemente, esa sería la capacidad máxima de expansión de cualquier raza. Muchos piensan así, pero algunos piensan que un nivel superior puede ser alcanzable (si es que existe un límite). Las civilizaciones Tipo IV serán capaces de recolectar y utilizar toda la energía del universo y con ello podrán acelerar su expansión o vivir dentro de agujeros negros supermasivos. Estas capacidades, impensables hoy en día, deberán vivir un desarrollo que incluirá el aprovechamiento de fuentes desconocidas de energía o leyes de la física aún por descubrir.

Tipo V: Cultura Multiversal.  

Sí, la Tipo V podría ser la siguiente era para la civilización, donde los individuos serán dioses, poseyendo el conocimiento para manipular el cosmos a su antojo, pudiendo trascender su universo de origen.

Es algo descorazonador que no hayamos alcanzado siquiera el Tipo I aún. Podríamos gritar algo alentador como ¡lo único que podemos hacer es ir hacia arriba! Aunque aún hay que tener en cuenta que una gran catástrofe (ya sea humana o no) pueda enviarnos de vuelta a la edad de piedra. Mientras tanto, deberíamos empezar con lo básico y más evidente: preservar nuestro pequeño planeta, acabar con las guerras y promover los avances y descubrimientos científicos.


Post original por Jolene Creighton y Joe Garland
Traducido por: Gonzalo García Aguirre
November 15, 2013